Deficiencias sensoriales

 

DIFICULTADES COGNITIVAS Y METACOGNITIVAS EN

DEFICIENCIAS SENSORIALES.

 

Ciegos

Los niños ciegos presentan alteraciones en los siguientes aspectos cognitivos:

La percepción

La carencia de visión hace que la representación que el ciego tiene de la realidad sea algo diferente a la de los videntes.

El que carezca de visión no significa que carezca de la posibilidad de conocer o representar el mundo. La falta de visión dificulta la imitación espontánea, lo cual obstaculiza el aprendizaje y el interés por el mundo exterior.

Dos sentidos son importantes: el oído y el tacto, a través de ellos percibe el ciego la realidad. Los ciegos usan otros sistemas sensoriales, el tacto, la información verbal, para conocer representaciones de carácter espacial o fenómenos naturales (relámpago, nube) a los que se llega a conocer visualmente en los videntes.

La existencia de los objetos

No hay diferencias con los videntes en los cuatro primeros meses.

A partir de ahí los bebés ciegos sólo tienen constancia de la existencia de los objetos y del espacio que están fuera del alcance de las manos, si éstos emiten alguna clase de sonido. Y esta búsqueda mediante el sonido se produce con un retraso de seis meses. La construcción de un mundo de objetos permanentes y del espacio exterior es una labor costosa para el niño ciego, porque tiene dificultad para elaborar imágenes de esos objetos y de su situación en el espacio, y esto lo hace con un retraso de 1 a 3 años según unos autores, y de 6 meses según otros.

Función simbólica

Los niños ciegos están bastante retrasados en cuanto al juego simbólico, pero superan tal retraso a partir de los seis años, aproximadamente. Esto es explicable por la dificultad que el ciego tiene para construir una imagen de sí y de los otros y de imitar las acciones de la vida diaria en ausencia de la visión.

Razonamiento lógico

Según un estudio (Hatwell 1966) hay un retraso de 3 a 4 años en las operaciones lógicas de carácter manipulativo (clasificar, seriar, contar) y en las operaciones de carácter espacial (horizontalidad, verticalidad, ángulos, distancia, etc.) en los ciegos. Para otros autores (Ochaita y col. 1988) tal retraso se sitúa entre 3 y 7 años en las tareas espaciales, de imágenes, seriaciones, etc., desapareciéndose entre los 11 y 15 años.

Repercusiones en el aprendizaje

El conocimiento se inicia en la percepción sensorial de la información. Al carecer de percepciones visuales, algunos hechos o fenómenos (relámpago, colores, paisaje) no son adecuadamente captados ni representados mentalmente por el ciego. En estos casos su fuente de información es sólo verbal sin poder elaborar imágenes de tales sucesos u objetos por vía visual. La formación de conceptos está limitada por la falta de visión, por la escasa posibilidad de explorar directamente y de moverse en el espacio. Los deficientes visuales necesitan interactuar más con los objetos para identificarlos y evitar los errores conceptuales que influirán en la construcción de la inteligencia, lenguaje y de la imagen corporal. La falta de visión repercute en el desarrollo del lenguaje, en un mayor retraso en la adquisición del significado de las palabras, apareciendo verbalismos, ecolalias (repeticiones), siendo un discurso vacío de contenido.

Los aprendizajes basados en estímulos visuales difícilmente serán realizados. La imitación visual tampoco existe, y con ello ni la posibilidad de interiorizar y transferir significados a sus acciones, como en los juegos simbólicos (los juguetes no tienen el significado que tienen para los videntes, ni las representaciones basadas en la imitación: teatro, juegos de guiñol, etc.). mucha de la información que no puede provenir en el ciego del canal visual restringirá la formación simbólica y conceptual de la realidad y por tanto de su conocimiento, como lo referente al espacio y a las relaciones espaciales y secuenciales. Dificultad para el uso del razonamiento lógico para tareas operatorias de clasificar, seriar, etc. Todo ellos repercutirá negativamente para los aprendizajes escolares que se basan en medios visuales y manipulativos de coordinación visomanual, siendo normal en todo aquello que es suplido por otros recursos. Aparte de los sentidos del tacto y oído, hay una gran utilización del lenguaje verbal y de sus significados, como medios de comprensión de la realidad. Estarían afectados los procesos de percepción, atención, selección y memoria visual de la información proveniente de la vista.

INTERVENCIÓN CON NIÑOS CON DEFICIENCIAS SENSORIALES

Niños con deficiencia visual

Se insistirá en:

A nivel cognitivo

  • Actividades auditivas, táctiles y verbales para adquirir el conocimiento de la realidad en ausencia de la visión.

  • Actividades que ayuden a reconocer, representar (simbolizar) y formar conceptos de la realidad (en tareas de identificación, denominación, escenificación en juegos, verbalización, manipulación, imitación sonora, etc.).

  • Desarrollar el razonamiento lógico mediante operaciones lógicas de carácter manipulativo (clasificar, seriar, contar) y de carácter espacial (horizontalidad, verticalidad, distancia, etc.).

  • Orientación, movilidad y sucesión para situarse y situar las cosas en el espacio y en el tiempo.

A nivel de lenguaje y otros

  • Gran utilización del lenguaje verbal y de su significado como medio de comprensión de la realidad y transferir significados a sus acciones.

  • Para el lenguaje escrito, aprender el sistema Braille.

  • Educación psicomotriz para el conocimiento del propio esquema corporal, lateralidad, coordinación audiomanual.

  • Insistir en la práctica de pautas y roles de interacción social en actividades participativas y de juego.


 
A %d blogueros les gusta esto: